Grupo Río San Juan UAT DIF Tamaulipas H. Ayuntamiento de Matamoros R. Ayuntamiento de Reynosa

‘El Tigre Toño’, nunca es tarde

El próximo rector de la Universidad Autónoma de Nuevo León -que seguramente será el doctor Jesús Áncer Rodríguez-, tendrá que pintar inmediatamente su raya con José Antonio González Treviño, porque nunca fue su favorito para sucederlo. Hasta sus últimos días en el octavo piso de rectoría, todas las querencias de "El Tigre Toño" estuvieron con su casi hermano, Rogelio Garza Rivera, alias "El Ranchero", ex director de la Facultad de Ingeniería Mecánica y Eléctrica.
Ambos fueron directores de FIME. Y si en el pasado los médicos heredaban la rectoría a los médicos, y los biólogos a los biólogos, los ingenieros mecánicos y eléctricos no querían quedarse marginados.
Originario de Reynosa, Tamaulipas, Garza Rivera era catapultado por "El Tigre Toño" para quedarse en su lugar. Un puesto que, si no hay sismos internos durante los siguientes seis años, o caprichos del gobernador Rodrigo Medina, estaría reservado para él en 2015.
Áncer Rodríguez, con 30 años de trayectoria de la UANL, tiene como código de barras que es un hombre institucional que demostró su lealtad en 2000, cuando el biólogo Luis Galán Wong ocupó el lugar reservado para Áncer en la rectoría.
Después de 21 años, uno de "bata blanca" volverá a ser rector de la Máxima Casa de Estudios, luego de dos períodos (1979-1985) del doctor Alfredo Piñeyro López, fallecido recientemente, quien fue el último egresado de la Facultad de Medicina en despachar en el octavo piso.
Luego de los dos polémicos reinados de Piñeyro López, hubo un ingeniero civil (Gregorio Farías Longoria), un licenciado en economía (Manuel Silos Martínez), dos biólogos (Reyes Tamez Guerra y Galán Wong), y un ingeniero mecánico (González Treviño).
Por lo mismo, era casi una obligación que un médico, que fue director de una de las facultades más reconocidas, y director del Hospital Universitario, fuera designado por la Junta de Gobierno como rector, arropado por todos los directores de facultades y preparatorias.
Sin restarle méritos a la trayectoria de Garza Rivera, director del Centro de Investigación e Innovación y Desarrollo en Ingeniería y Tecnología, tendrá que esperar su turno, como lo hizo Áncer Rodríguez. Y comenzar a conjugar el verbo: esperar.
En 1996, la renuncia de Silos Martínez a la rectoría -envuelto en acusaciones de corrupción, malversación y malos manejos de los fondos de la UANL-, favoreció a los que estaban en posiciones secundarias para sucederlo años después.
Por ejemplo, González Treviño, en ese entonces secretario académico, esquivaba acusaciones sobre presuntos malos manejos de las finanzas en FIME, en especial de partidas externas del sector privado. Pero salió bien librado en los peores años de la UANL.
Los periódicos El Porvenir, El Norte y El Diario tuvieron reporteros permanentes que recorrían a diario cada uno de los pisos de la rectoría. Y al interior de la institución, los órganos encargados investigaban las acusaciones contra Silos Martínez y su secretario particular, Valentín Ovalle Faz, entre otros miembros de ese grupo.
Como secretario general, Galán Wong llamaba a comparecer a cada uno de los involucrados; como rector, Reyes Tamez revisaba su mobiliario en busca de micrófonos espías que, meses atrás, había ordenado colocar Ovalle Faz, mientras González Treviño se comía las uñas para no salir raspado.
En ese tiempo (mayo-septiembre de 1996) yo era reportero de El Norte. Ramón Alberto Garza, el director en turno, me encomendó encabezar al grupo encargado de investigar a la UANL.
Luego pasé a El Diario de Monterrey, donde me tocó seguir la pista de la huida del Estado de un cuñado del ex gobernador de Nuevo León, y de Ovalle Faz, prófugos de la justicia por sustraer recursos de la institución de manera ilegal.
Una noche me encontré, sentado en la barra de un restaurante bar de Gonzalitos, a José Antonio González Treviño, ahora secretario de Educación del Estado.
Siendo tercero en la jerarquía de la UANL como secretario académico, me pareció extraño verlo solo en el Rancho Viejo. Como testigo está Bernardo Latorre Vivas, entonces mi compañero de El Norte.
Con el paso de los años siempre quise decirle lo siguiente al ahora titular de Educación:
Una gran persona, Jorge Urencio Ábrego, ex director de FIME y en esos días turbulentos presidente de la Junta de Gobierno de la UANL, me pidió no escarbar en esa facultad cuando "El Tigre Toño" fue director, antes de brincar a la secretaría académica invitado por Silos Martínez.
Con el paso de los años admito que no se sí hice lo apropiado, ya que estaba tan ocupado llevando pruebas de la corrupción en la rectoría para mis jefes en El Norte y El Diario, que FIME esperaba en la fila de mis pendientes.
Si González Treviño es aún agradecido, el haber llegado tan lejos se lo debe en parte a Jorge Urencio Ábrego, maestro emérito de su facultad y un gran hombre, como pocos.

hhjimenez63@hotmail.com
Síguenos en Facebook y Twitter
Comentarios en Disqus
Descarga Hora Cero Móvil app para tu dispositivo móvil
Sección especial con infografías y gráficos elaborados por el equipo del periódico Hora Cero y su sitio web.
LAS MAS LEIDAS
Minuto a Minuto
México, D.F.- El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) informó que para las próximas horas se prevén lluvias torrenciales y fuertes ...
Monterrey, N.L.- Como invitado de honor al 42 Festival Internacional Cervantino (FIC), que tendrá lugar del 8 al 26 de octubre próxi...
México, D.F.- De enero a agosto de este año, el gasto neto total del sector público continuó ejerciéndose con agilidad y estuvo orie...
México, D.F.- El presidente nacional del PAN, Gustavo Madero, presentó a la Comisión Permanente de su partido una solicitud de licen...
México, D.F.- La directora del Instituto Politécnico Nacional (IPN), Yoloxóchilt Bustamante, presentó su renuncia ante el secretario...
México, D.F.- La Coordinación Nacional de Protección Civil advirtió que la temporada de lluvias propicia que el suelo se sature de ag...
NUESTROS IMPRESOS
Visite la nueva edición en línea de Hora Cero Tamaulipas.
Visite la nueva edición en línea de Hora Cero Nuevo León.
Visite la nueva edición en línea de la Revista Clase.
Visite la nueva edición en línea de la Revista Conexión.
Visite la nueva edición en línea de la Revista Contralínea.
Visite la nueva edición en línea de la Revista Flash!